Los hijos de Dios aman no condenan

Los hijos de Dios aman no condenan

Católicos, Cristianos, Petecostales y Religiosos en general dicen amar a DIOS y servirle en espíritu y en verdad.

Pero la iglesia Católica es castigada por los errores que cometen sus propios rectores los sacerdotes, los Cristianos y pentescostales que supuestamente predican el evangelio según lo ha establecido DIOS se olvidan que están llamados a perdonar y atribuyen catástrofes naturales a un castigo divino de DIOS.

Haití ahora se escucha en sus bocas y se llenan de ellas para decir que es justo por pecadores y hechiceros! Pero y donde queda el perdón y el dolor que se debería sentir porque un alma se a perdido y el diablo a ganado una,  si es que ese fuera el caso.

Y es que estamos en este mundo no para condenar, ni para disfrutar si no para vivir y es sorprendente oir como condenan y disfrutan diciéndolo.

Sus alegorías son tales que se atreven a pronosticar quien estará ante la presencia de DIOS y quien será enviado a morar en lagos de fuego eterno.

Pero sin embargo predican un evangelio donde repiten que DIOS obra como el quiere, que DIOS es el único capaz de dar salvación o condenación.

Es ahí donde los Cristianos pecan porque nadie sabe el día ni la hora en que DIOS dirá hasta aquí fuiste pecador hasta aquí te deje llegar es hora que con mis manos construya lo que con las tuyas has destruido.

Por eso no culpo a la Iglesia católica más bien oro por que sus rectores máximos representantes logren oír la voz de un DIOS viviente que día a día nos guarda y guía.

Por eso no culpo a los Cristianos más bien oro porque sus palabras no salgan de su boca sin primero penetrar en sus corazones y hacerles entender que están aquí para Amar no para condenar.

Por eso no creo en el Hombre si no en DIOS que me dió la vida a través de mi madre que me enseño a entender que en la vida todo obra para bien.

Con estas palabra sólo busco castigar a los Cristianos que en desordenes y alborotos creen llenarse del espíritu Santo y se olvidan que el Espíritu santo mora en cada uno según sus corazones y que ese Espíritu Santo que mora en ellos es el mismo que mora en ti y en mi, así que cada palabra con rencor, odio o condena termina convirtiéndose en una piedra que busca aplastarlo.

Por ello Jesús dijo estuve en la cárcel y no me conociste, estuve en la sediento y no me diste de beber, tuve hambre y no me diste de comer. Porque el esta en cada uno y cuando rechazamos a uno de ellos a EL mismo lo rechazamos.

Así que mi queridos amigos Cristianos rechacen al ser humano como tal oren para que por FE se construya lo que con su boca quieren destruir.

“Mientras Jesús salva al que se unde en el agua tú, undes al que camina en la calle, se te olvida que el que se unde en el agua también fué un pecador”

line
footer
Todos los derechos Reservados bajo la Marca Nueva York | en colaboracion con Trending Topics